El sistema interconectado genera energía que se envía la red de CFE, desde la cual tú la consumes sin que varíe la calidad de la energía, es decir tú notas el cambio, en el importe de tu recibo. Son especialmente útiles cuando tu consumo de energía, ha sido clasificado como DAC (Domestica de alto consumo) que es la tarifa más cara de la CFE.

Si es necesario, la casa puede extraer energía de la red en momentos (como en días nublados o en la noche) cuando los paneles solares no están produciendo con la máxima eficiencia. De la misma manera, si se genera más energía de la necesaria por los paneles de una casa, ese exceso de energía será alimentado a la red y se te abonará en tu próximo recibo de CFE.

Los componentes de este tipo de sistema son los siguientes:

  • Paneles Fotovoltaicos,
  • Inversor de Corriente para Interconexión a la Red Eléctrica,
  • Accesorios de montaje y conexionado,
  • Medidor Bidireccional (Proporcionado por CFE).

Los módulos fotovoltaicos convierten la energía proveniente del sol en energía eléctrica del tipo Corriente Continua o DC. Cuentan con uno o varios dispositivos denominados inversores los cuales se encargan de convertir la energía proveniente de los de los módulos fotovoltaicos en Corriente Alterna o AC que es el tipo de energía eléctrica que utilizamos en nuestras casas, oficinas y fábricas.

Los inversores tiene la función de monitorear continuamente las condiciones a las cuales se encuentran generando los módulos solares con el fin de mantener la más alta eficiencia de conversión posible (de DC a AC). Una de sus principales funciones es la de sincronizar la energía generada localmente en el inversor con la energía proveniente del sistema eléctrico nacional (SEN). Estos equipos cuentan con las protecciones necesarias para operar de manera óptima con la red eléctrica y cumplen con las especificaciones de la CFE para este tipo de equipos.

Como parte integral del sistema, se debe instalar un medidor de energía eléctrica del tipo bidireccional. Estos medidores tienen la capacidad de medir la energía que se utiliza de la red así como la energía que el sistema de energía renovable entrega a la red (excedentes de energía) permitiendo a la CFE realizar la facturación de la energía neta utilizada.